Zoodles (spagueti de calabacín) con vinagreta-pesto

Hoy estoy sola en casa. Y como esta situación no se da muy a menudo, lo disfruto mucho.

Cuando cocino para mí sola, me gusta preparar platos ligeros y sencillos pero que sean sabrosos y nutritivos. Así que esta es una de mis recetas preferidas para cuando estoy en “modo single” 😉

Es un plato “raw” (en crudo) lo cual tiene muchas ventajas: las verduras mantienen todas sus vitaminas, es fácil y rápido de preparar puesto que no tenemos ni que encender el fuego y además la combinación de la textura crocante del calabacín con la untuosidad de la vinagreta de tomates secos es realmente deliciosa.

Estoy segura que en cuanto la probéis, pasará a ser también una de vuestras favoritas.

Para 1 persona:

1 calabacín pequeño

1/2 cebolleta

4 champiñones

5 tomates secos rehidratados (o en aceite)

1 puñadito de avellanas (sin sal)

1 puñado de hojas de albahaca

Sal, pimienta negra

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

2 cucharadas de vinagre balsámico (o de Jerez)

…….

Empezamos tostando las avellanas unos minutos en una sartén, sin aceite, cuidando que no se quemen. (Si las compramos tostadas nos ahorramos este paso)

Ahora preparamos una especie de vinagreta muy sabrosa:

Picamos los tomates secos y los champis en mini daditos.

Cortamos la cebolleta en rodajas muy finas.

Partimos las avellanas tostadas en trozos irregulares.

Picamos finamente las hojas de albahaca.

Ponemos todo en un bol y añadimos aceite de oliva, vinagre, sal, pimienta y una cucharada de agua. Mezclamos bien y reservamos.

Por último lavamos los calabacines y hacemos tiras finas (con este instrumento es muy fácil).

Los servimos con nuestra vinagreta a modo de salsa pesto.

Listo para comer!

Un almuerzo tranquilo al sol. Comida sencilla, sana y deliciosa. Música italiana de fondo. Y todo el tiempo del mundo… Qué felicidad! 🙂

eatwell&livefit

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *