Calabacines rellenos

Hoy, calabacines rellenos. No necesitan mucha presentación, verdad?

Un sofrito de verduras, carne picada, queso gratinado… Sólo que, como todas las recetas, se pueden hacer más o menos sanas y más o menos ligeras.

En este caso sólo añadiremos una cucharada de aceite de oliva para pochar las verduras, la carne picada será magra y de calidad y los tomates, aunque en conserva, serán tomates sin más (nada de esas latas de tomate frito en las que en la lista de ingredientes encontramos azúcar, aditivos, potenciadores de sabor y yo que sé cuantas cosas más!)

Creedme, esta cena os sentará de maravilla!

Para 3 personas:

3 calabacines pequeños

400 gr. de pechuga de pollo o pavo (sin piel)

1 lata de tomates pelados

2 puerros

2 cebollas rojas

½ pimiento amarillo

2 zanahorias

1 diente de ajo

aceite de oliva virgen extra

sal, pimienta negra

especias al gusto (pimentón dulce, ajo en polvo, garam masala…)

opcional: queso rallado para gratinar

………..

(*) Estas son las verduras que he puesto hoy pero podéis variarlas en función de las que tengáis en la nevera. Volveos locos con las verduras, son las que aportan sabor! 🙂

Precalentamos el horno a 200 grados.

Lavamos los calabacines, les cortamos los extremos y los cortamos por la mitad de arriba abajo.

Con una cucharita raspamos el centro para retirar las semillas (sólo un poco, no vaciar toda la pulpa!)

Los ponemos boca abajo en una bandeja de horno con papel vegetal y llevamos al horno a 200 grados unos 20 min.

Mientras, preparamos el relleno:

Cortamos en brunoise fina las verduras: cebolla, puerro, zanahoria, ajo y pimiento (yo las he picado en la picadora).

Ponemos un chorrito de aceite de oliva en una sartén amplia y añadimos las verduras picadas, salpimentamos al gusto y dejamos que se pochen a fuego medio unos 5 min.

Ahora ponemos las pechugas de pavo en la picadora, y las picamos. <Así nos aseguramos que es carne picada magra y de calidad, ya que la que compramos picada suele tener trozos grasos, pieles… 🙁

Añadimos a la sartén la carne picada, y las especias (yo he puesto pimentón dulce, ajo en polvo y garam masala).

A continuación agregamos la lata de tomates y dejamos que se cocine todo junto unos minutos más, hasta que la salsa de tomate se reduzca.

Ponemos una buena cucharada de este relleno sobre cada hueco de calabacín, espolvoreamos un poco de queso rallado y lo llevamos unos min. más al horno para que el queso se gratine.

Listo para comer!

Este plato es una buena opción de cena, es saciante pero ligero porque combina verdura y proteína. Sin carbohidratos.

Si lo preparáis para vuestros hijos, podéis añadir un poco de arroz o cous-cous o una rebanada de pan integral y así será más completo para ellos, con los 3 macronutrientes (proteína, carbohidratos y grasa).

eatwell&livefit

Un comentario en “Calabacines rellenos

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *