Spaghetti-zoodles

Seguro que estas Navidades nos hemos pasado un poco (bastante) con la comida y la bebida… y ahora estamos en ese momento “cuesta de enero – operación detox – tengo que perder esos kilos de más ya – aunque me muera de hambre”, verdad?

Bueno, pues no! Así no va a funcionar.

Tenemos que comer sano y ligero, sí, pero de una manera rica y sostenible, sino al cabo de 4 días tiraremos la toalla.

Así que hoy he preparado un buen plato de pasta para “vuestra dieta” 😉

El truco está en que sólo la mitad del plato es pasta: espaguetis integrales de espelta, el resto son espaguetis falsos hechos con calabacín y zanahoria. Y la salsa, unos tomates cherry salteados con ajo. Sencillo y rico. Os apetece?

Por persona:

50-60 gr. de pasta integral (en este caso yo he hecho espaguetis de espelta)

½ calabacín

1 zanahoria pequeña

8-10 tomates cherry

1 diente de ajo

unos pocos piñones

1 y ½ cucharadas de aceite de oliva

sal, pimienta, albahaca seca

……

Empezamos preparando la salsa: Pelamos y laminamos el diente de ajo. Lo ponemos en una sartén con una cucharadita de aceite de oliva, sal, pimienta y los tomates cherry. Dejamos que se hagan a fuego medio-bajo unos minutos. Añadimos los piñones y la albahaca. Dejamos un minuto más y apagamos. Reservamos.

Pelamos la zanahoria y lavamos el calabacín y los cortamos en tiras muy finas (hay muchos utensilios para hacerlo fácilmente, el mío es el más sencillo y muy barato).

Ponemos una cucharada de aceite de oliva en una sartén amplia y salteamos los zoodles (las tiras de calabacín y zanahoria) a fuego fuerte un par de minutos. Salpimentamos al gusto. Reservamos.

Hervimos la pasta en abundante agua (1 minuto menos de lo que indica el paquete) es importante que quede al dente. (*)

Una vez escurrida la pasta, la añadimos a la sartén con las verduras, y ya con el fuego apagado lo mezclamos.

Servimos con nuestra salsa de tomates cherry y …

Listo para comer!

(*) Es importante cocer siempre la pasta al dente, es decir no “blandurria”, así conseguimos que su índice glucémico sea más bajo y por tanto nos aportará energía paulatinamente. Lo que significa, para entendernos, que “engorda” menos y que nos sentiremos saciados toda la tarde.

eatwell&livefit

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *