Panecillos provenzales

Cuando horneo estos panecillos, su olor y sabor me llevan inmediatamente a uno de mis lugares favoritos del mundo: la Provenza francesa.
El aroma del orégano y los tomates secos me trasladan al verano, a los mercados provenzales repletos de verduras y frutas maduradas al sol, a las cenas sencillas y tranquilas en un jardín al aire libre…
Definitivamente, necesito que llegue el verano 
🙂

Estos panecillos son facilísimos de hacer -no necesitan amasado, ni reposo, ni tiempos de levado… vaya, que un panadero diría que son más bien bizcochos.
En fin, sean lo que sean, están muy ricos…

Saldrán unos 6 bollitos:
5 claras de huevo
5 cucharadas colmadas de harina de avena integral
1 cebolla (opcional)
10 tomates secos (rehidratados)
2 cucharadas de orégano seco
1 cucharadita de levadura química (tipo Royal)
pizca de sal y pimienta
pizca de ajo en polvo
……….

Unas 2 o 3 horas antes de hacer los bollitos, ponemos los tomates secos en un bol con agua templada para que se rehidraten.
Precalentar el horno a 180 grados.
Picamos la cebolla bien finita y la pochamos en una sartén con un poco de aceite de oliva unos 3 min. Reservamos.
Ponemos en un vaso de batidora: las claras, harina, ajo en polvo, levadura, orégano, sal y pimienta. Batimos bien.
Cuando tengamos una masa homogénea y espumosa añadimos la cebolla picada y los tomates cortados en trocitos. Mezclamos con una cuchara cuidadosamente.
Ponemos la mezcla en moldes individuales (si son de silicona no hace falta engrasarlos) y al horno a 180 grados unos 20 min. (hasta que se doren).
Listos para comer!

A mí me gusta comerlos cuando aún están templados, acompañando a una buena ensalada como esta , o esta, o esta… Cierro los ojos y estoy de vacaciones en la Provenza

eatwell&livefit

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *