Pasta primavera

Este es un plato de pasta muy sencillo pero riquísimo.

En realidad son sólo unas verduras salteadas… pero cuando disponemos de hortalizas de temporada recién recogidas de huertos cercanos, su sabor es tan bueno que no necesitamos casi nada más para tener un plato “10”. También aquí es aplicable el “menos es más”.

A veces añado chalotas, tirabeques, algunos guisantes frescos… si los veo en el mercado y me dicen “cómprame” 😀

Además cada día encontramos en comercios y supermercados más tipos de pasta integral: de espelta, de kamut, de legumbres… Hoy he probado por primera vez la de trigo sarraceno (apto para celiacos) y está muy rica, os la recomiendo 😉

Por persona:

70 gr. de pasta integral (pesada en crudo) (*)

6 espárragos trigueros

½ bulbo de hinojo

1 zanahoria

4 o 5 tomates cherry

aceite de oliva virgen extra

sal, pimienta

lascas de parmesano

……

(*) Los cereales integrales (ya sean pasta, arroz, pan…) sacian mucho más que sus versiones refinadas, por no hablar de todas las vitaminas, minerales y fibra que nos aportan.
Haced la prueba: cocinad para el almuerzo 80 gr. de pasta blanca y otro día sólo 60 gr. de integral, veréis como con la integral os sentiréis bien y sin hambre toda la tarde.

 

Ponemos la pasta a hervir en abundante agua con sal, que quede al dente (ojo! la pasta “blandurria” tiene un índice glucémico más alto, por lo que engorda más) la escurrimos y refrescamos con agua fría. Reservamos.

Pelamos la zanahoria y la cortamos longitudinalmente en láminas muy finas (con el pelador es muy fácil).

Pelamos los espárragos del centro hacia atrás. Y los cortamos en unos 3 o 4 trozos.

Cortamos el hinojo lo más fino que podamos (la mandolina será de gran ayuda, pero cuidado con los dedos!).

Ponemos una sartén a fuego fuerte, añadimos un chorrito de aceite de oliva y vamos añadiendo (por este orden): los espárragos, el hinojo, la zanahoria y los cherry. Salpimentamos. Salteamos unos 3 min.

Las verduras quedarán un punto crujiente y un sabor a “grill”, buenísimo.

Pasados esos 3 minutos añadimos la pasta a la sartén y salteamos 1 min. más todo junto.

Servimos con un chorrito de aceite de oliva en crudo, pimienta recién molida y unas lascas de parmesano.

Lista para comer!

Este plato de pasta con verduras está rico tanto caliente como a temperatura ambiente (a modo de ensalada).

Al refrescar la pasta después de hervir no se apelmazará así que es “tupper-friendly”, vaya, una buena opción para llevar en el tupper al trabajo… o de picnic 😉

eatwell&livefit

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *