Pan integral “de verdad”

No sé por qué razón es tan difícil, por no decir imposible, encontrar pan de harina 100% integral. Suelen mezclar harina blanca con una mínima cantidad de harina integral, le espolvorean por encima unas semillas y eso es lo que venden como pan integral.

Pero no, eso no es pan integral.

El pan integral “de verdad” pesa, tiene una miga densa, la corteza crujiente, puedes comerlo sin problema al día siguiente porque no se ha vuelto “de goma”, y sobretodo, como todos los cereales integrales, nos aporta muchos nutrientes que se pierden en los procesos de refinado de las harinas.

Si encontráis un panadero de los de verdad que hornee pan integral “de verdad” , cuidadlo, porque tenéis un tesoro!

Mientras tanto, os dejo mi receta de pan de espelta. De verdad que no cuesta nada hacerlo y desayunar una rebanada de este pan es… otro nivel  🙂

500g harina integral de espelta

1 sobre levadura seca (de panadero, 7 gr.)

400 gr agua templada

1 cucharadita de sal

opcional: semillas (girasol, calabaza,…)

………

Ponemos en un bol grande todos los ingredientes (excepto las semillas) y mezclamos con la mano. Quedará una masa muy húmeda y pegajosa.

Cubrimos el bol con un paño y dejamos que fermente unas 2 horas en un cuarto cálido. (Yo lo dejo en el cuarto de la lavadora-secadora).

Pasado este tiempo, nos enharinamos las manos y la encimera, lo sacamos del bol, lo boleamos un poco y lo ponemos en un molde de cake forrado con papel vegetal.

Añadimos semillas por encima, presionando un poco para que queden pegadas a la masa.

Llevamos al horno precalentado a 220 grados durante 20 min. (para que quede crujiente). Después bajamos el horno a 180 grados y dejamos unos 25-30 min. más.

Sacamos del molde. Y dejamos enfriar.

Podemos disfrutarlo recién hecho … o bien cortarlo en rebanadas para congelarlo e ir sacando cuando lo vayamos a comer.

eatwell&livefit

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *