Tartaletas de frutas

Hacía bastantes días que no innovaba en mis desayunos, pero hoy me he despertado con ganas de algo especial…

Siempre me levanto hambrienta, yo hasta que no desayuno no soy persona, así que he tenido que hacer un primer desayuno para aplacar el hambre -un buen trozo de melón fresquito. Después ya me he visto capaz de preparar estas tartaletas para mi “desayuno – 2a parte” 😉

Estaban realmente ricas.

Si no sois de desayunos elaborados, podríais hacerlas para una merienda especial o como postre.

Para 2 moldes de 11 cm de diámetro:

40 gr. de harina de avena

40 gr. de copos de avena (finos)

30 ml. de agua

canela al gusto (yo he puesto 1 cucharada sopera)

edulcorante al gusto (miel, stevia, ágave… yo he puesto un chorrito de ágave)

2 cucharadas de almendra molida

2 cucharadas de quark o yogur tipo griego (bajo en grasa)

frutas al gusto (kiwi, frambuesas, moras, fresas, mango…)

…..

Precalentamos el horno a 170 grados.

Para hacer las tartaletas sólo tenemos que mezclar la harina de avena, los copos, el agua, la canela y el edulcorante, hasta que se forme una bola espesa y pegajosa.

La dividimos en dos, nos humedecemos las manos y la extendemos entre nuestras manos (no sobre la mesa o una superficie porque se nos quedaría pegada).

Ponemos la masa en cada uno de los moldes presionando contra las paredes hasta que queden bien “forrados”.

Horneamos a 170 grados durante 20 minutos.

Sacamos del horno y dejamos enfriar.

Cuando nuestras tartaletas estén frías, hacemos el relleno:

Espolvoreamos almendra molida en cada tartaleta, ponemos una cucharada de quark (o yogurt) que extenderemos bien y finalmente colocamos las frutas que más nos gusten.

Listas para comer!

Un truco: para que sea más fácil desmoldarlas, lo mejor es hacerlo una vez horneadas y frías pero antes de rellenarlas 😉

Espero que las probéis y os gusten tanto como a nosotros.

eatwell&livefit

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *