Torrijas

Si hay algo típico de la Semana Santa, además del bacalao, los garbanzos y los huevos de Pascua, son las torrijas.

Y a mí me encanta seguir las tradiciones, así que he preparado unas deliciosas torrijas “fit”, nuestro desayuno de Pascua 😛

Como sabéis, no soy muy amiga del pan de molde de supermercado, ese que viene dentro de una bolsa de plástico y aguanta días y semanas sin ponerse seco porque lleva mil y un ingredientes misteriosos que no sabemos ni que son… 🙁

Vamos a comprar un buen pan de molde integral en las panaderías, donde aún se hace el pan como debe ser: con harina, agua, levadura, sal y amasado.

Así conseguiremos unas torrijas de 10.

Para 1 ración:

1 o 2 rebanadas de pan integral (denso)

2 claras de huevo

1 chorrito de leche semidesnatada

canela en polvo

un chorrito de ágave (o miel o endulzante sin calorías si preferís).

…….

Ponemos en un plato sopero las claras, la leche, la canela y el sirope de ágave. Mezclamos.

Cortamos 2 rebanadas de pan bastante gorditas (de unos 2.5 cm.) y las sumergimos en la mezcla para que se empapen bien.

Las dejamos un buen rato (30 min. o más) en la nevera.

Ponemos una sartén con un mini chorrito de aceite a fuego medio y hacemos las torrijas a la plancha, unos 2 min. de cada lado.

Podemos servirlas con fruta fresca, un poco de yogur, un chorrito de miel…

Listas para comer!

El truco está en dejarlas mucho tiempo sumergidas en la mezcla de huevo-leche-canela, así absorben todo el líquido como si fueran esponjas y después al pasarlas por la sartén quedan crujientes por fuera y húmedas por dentro.

eatwell&livefit

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *