Pudding de pescado y verduras

Nuestra cena de ayer: pudding de pescado y verduras.

Un plato completo y de muy fácil digestión. Además, como sabéis, me encantan los platos que pueden prepararse con antelación y así al llegar a casa, cansados, no tenemos que ponernos a cocinar.

Ah! Y si tenéis restos de verduras por la nevera (crudas o cocidas) esta es la receta perfecta para incluirlas.

Para un molde de 25 cm. (4 personas):

300 gr. de pescado blanco (merluza, bacalao… puede ser congelado)

2 zanahorias

1 cebolla

1 calabacín pequeño

brócoli (unas 6-8 flores)

2 huevos

5 claras de huevo (aprox.150 gr.)

sal, pimienta

hierbas y especias al gusto

aceite de oliva

queso rallado (opcional)

almendras fileteadas (opcional)

……..

Precalentamos el horno a 180 grados.

Cocinamos el brócoli al vapor (en el microondas unos 3 minutos).

Pelamos las zanahorias y las rallamos con un rallador grueso.

Pelamos y cortamos la cebolla en juliana.

Lavamos y cortamos el calabacín en rodajas finas.

En un wok o sartén a fuego fuerte, ponemos 2 cucharadas de aceite de oliva y añadimos la cebolla y la zanahoria, salteamos un par de minutos.

Después añadimos el calabacín y el brócoli, sal, pimienta, hierbas al gusto (yo he puesto hierbas provenzales) y salteamos un par de minutos más.

Reservamos las verduras.

Desmigamos el pescado en trozos de bocado y los ponemos en el fondo de un molde (si es de silicona, no hace falta engrasarlo). Salpimentamos al gusto y por encima del pescado repartimos las verduras.

Batimos los huevos y las claras hasta que espumen y los vertemos sobre las verduras.

Por último espolvoreamos un poco de parmesano rallado y almendras crudas fileteadas. Y horneamos a 180 grados durante 30 minutos.

<Si pincháis con un palillo, veréis que el huevo queda cuajado y el pescado hecho pero jugoso, nada reseco.>

Dejamos templar, desmoldamos y …

Listo para comer!

Si tenéis en casa alguien “poco amigo” del pescado, en lugar de hacer dos capas diferenciadas, podéis mezclar el pescado con las verduras, tal vez así quedará más disimulado… 😉

Como veis en la foto, yo lo he servido con ensalada de rúcula y tomates secos rehidratados, pero podéis acompañarlo de unas tostadas, o un poco de arroz basmati…

Opción vegetariana: podéis hacerlo solamente con verduras, y en vez de pescado incluir algunos champiñones laminados.

eatwell&livefit

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *