Ensalada de tirabeques y gambas

No sé a vosotros pero a mí en verano no me apetece pasar demasiado tiempo en la cocina. Sólo quiero estar al aire libre: leer a la sombra, pasear, ir a la playa… ya estoy en modo vacaciones 🙂

Así que he decidido hacer una nueva sección #0, -recetas que se hacen en menos de 10 minutos, y si pueden ser 5 todavía mejor 😉

Ensalada de tirabeques y gambas.

Quizás esta legumbre es poco conocida para alguno de vosotros… así que os la presento: Los tirabeques se parecen a las judías verdes porque lo que nos comemos es su vaina, pero en realidad son parientes de los guisantes. Los franceses les llaman, con muchísima propiedad, ‘pois gourmand’.

Podemos encontrarlos en nuestros mercados en primavera-verano. Son muy tiernos y se preparan en un tris -con un simple salteado o un blanqueado de poco más de un minuto están listos. Son deliciosos en ensalada o salteados tipo wok con otras verduras…

Hoy los he visto en el mercado muy pequeños y tiernos así que me he lanzado a por ellos –no siempre los hay, y al llegar a casa he preparado esta ensalada templada. En 5 minutos he tenido la comida lista!

Para 1 persona:

100 gr. de tirabeques

1 tomate grande, maduro

8 gambas crudas, peladas (pueden ser congeladas)

5 tomates deshidratados

1 cebolleta tierna

aceite de oliva

sal y pimienta

……..

Paso previo: Ponemos los tomates secos en un bol con agua tibia y los dejamos un par de horas para que se rehidraten.

Hervimos los tirabeques en agua con sal durante 1 minuto (a esto se le llama “blanquear”). Los sacamos a un plato.

En una sartén a fuego fuerte ponemos una cucharada de aceite y salteamos las gambas. En cuanto las gambas cambien de color (30 segundos) añadimos los tirabeques, salpimentamos al gusto y salteamos todo junto unos 30 segundos más. Retiramos y dejamos que se temple.

Picamos finamente la cebolleta y cortamos en dados el tomate fresco y los tomates rehidratados. Salpimentamos al gusto.

Servimos los tirabeques y las gambas, con los tomates y la cebolleta, añadimos un chorrito de aceite, mezclamos y …

ensalada lista para comer!

Nunca me cansaría de comer ensaladas: frías o templadas, con muchos o pocos ingredientes, sencillas o sofisticadas, como guarnición o como plato completo…!

Mi familia me vigila por si empiezo a volverme verde 😉

eatwell&livefit

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *