Burgers de azukis

Hoy vamos a cenar hamburguesas, buen menú para un sábado noche, no? 😉

Las he hecho de azukis.

Por si no habéis oído hablar de ellas os las presento:

Son unas legumbres pequeñitas en forma de riñón, de color rojizo y sabor “dulce”. Poseen grandes propiedades depurativas y desintoxicantes, ayudan al buen funcionamiento de los riñones.

Entre sus propiedades:

– Como buena legumbre, ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre, muy aconsejada en personas diabéticas.

– Protege el corazón y el sistema nervioso.

– Favorece el desarrollo de la flora intestinal.

– Tienen grandes dosis de minerales y oligoelementos, perfectos para periodos de embarazo.

Por 80 gramos de azuki obtenemos : 50 gr de hidratos de carbono, 16 gr. de proteína vegetal, 10 gr. de fibra soluble, un 24% de las necesidades de ácido fólico, 38% de fósforo, 35% de hierro, 30% de vit. B1 y un 29% de magnesio y un % muy bajo de grasas.

Así que es buen negocio incluir azukis en nuestros menús, no creéis?

Para 6 hamburguesas hermosas:

350 gr. de azukis cocidas (170 gr. en crudo)

2 zanahorias grandes

1 cebolla

½ pimiento rojo

½ calabacín

1 diente de ajo

½ cucharadita de comino en polvo

½ cucharadita de jengibre en polvo

sal, pimienta

1 cucharada de aceite de oliva

……

Dejamos las azukis en remojo toda la noche.

Las escurrimos del agua de remojo y las hervimos en abundante agua a fuego lento, tapadas durante 1 hora.

Las escurrimos y las trituramos con una picadora o robot de cocina, que queden como un puré. Reservamos.

Pelamos la cebolla, las zanahorias y el ajo. Y lavamos bien el pimiento y el calabacín.

Trituramos todas las verduras con la picadora y las ponemos a pochar en una sartén con una cucharada de aceite de oliva, sal y pimienta.

Ponemos en un bol: las azukis trituradas, las verduras pochadas, comino, jengibre, sal y pimienta al gusto y mezclamos bien para que quede una masa homogénea.

Para hacer las hamburguesas, cogemos porciones de la mezcla con las manos, formamos bolas y las dejamos sobre papel de horno, aplastándolas ligeramente.

Las dejamos reposar en la nevera una hora (aprox.)

Podemos hacerlas a la plancha (vuelta y vuelta) o en el horno con el grill (arriba) muy caliente unos 5 minutos. Sólo para que se doren.

A mí me gusta servirlas en un panecillo, con algunas hojas verdes, rodajas de tomate y salsa de mostaza  -> mezclo una cucharada de queso fresco batido con una cucharadita de mostaza y una punta de cucharita de miel.

Listas para comer!

eatwell&livefit

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *