Tosta de espárragos y huevos (2 versiones)

Para mí los espárragos blancos y los huevos forman la pareja perfecta. Este plato es rápido y fácil de preparar: pocos ingredientes, unos minutos y … cena lista!

Resulta que en mi casa tenemos dos bandos enfrentados: los seguidores de los huevos revueltos y los defensores a muerte de los huevos “fritos”… bueno, más bien a la plancha. Así que suelo hacer el mismo plato en dos versiones 😉

Por persona:

2 huevos

1 rebanada de “buen” pan (de unos 2 cm. de grosor) (*)

3 o 4 espárragos blancos frescos

sal, pimienta, aceite de oliva

hojas de espinacas tiernas (baby)

1 loncha de jamón ibérico (opcional)

…….

(*) Por favor, no compréis pan de molde de supermercado, ese que viene dentro de una bolsa de plástico y aguanta días y semanas sin ponerse seco y lleva mil y un ingredientes misteriosos que no sabemos ni que son… En cualquier panadería encontramos buen pan de molde, si es integral mejor 🙂

………

Lavamos y pelamos los espárragos.

Cortamos y eliminamos la parte de atrás (unos 4 cm) que es muy dura y fibrosa.

Cortamos los tallos en rodajitas finas, dejando las yemas enteras.

Ponemos una cucharada de aceite de oliva en una sartén y salteamos los espárragos (tanto las yemas como los tallos) a fuego medio-bajo para que se cuezan y queden un poco doraditos. Reservamos.

Cortamos un círculo a la rebanada de pan (con un cortapastas o un vaso) y ponemos las 2 partes en la sartén (sin añadir aceite) para que se tuesten.

Una vez tenemos las tostadas en la sartén…

Versión 1:

Dentro del agujero de la tostada ponemos los espárragos en rodajitas y encima 2 huevos, salpimentamos y tapamos la sartén para que se cuajen las claras.

Lo sacamos con cuidado ayudándonos de una espátula de silicona y lo colocamos en un plato decorando con las yemas de espárragos, unas virutas de jamón ibérico y la tapa de pan.

Versión 2:

Batimos 2 huevos, salpimentamos, añadimos las rodajitas de espárragos y lo ponemos en una sartén antiadherente para hacer un revuelto.

Servimos en un plato la tostada, dentro del agujero el revuelto, y decorando: las yemas de espárragos, las virutas de jamón y la tapa.

Listo para comer!

Como acompañamiento suelo servir unas hojas tiernas de espinacas bien aliñadas.

Con qué versión os quedaréis vosotros? 😉

eatwell&livefit

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *